retener a los suscriptores

Claves para retener a los suscriptores

Conseguir una lista de contactos interesados es, cuanto menos complicado. Para que te den su preciado correo electrónico tienes que currártelo mucho, pero mucho.

Y lo peor es que aquí no queda la cosa. Tener un mail no es sinónimo de haber conseguido una venta, sino que a continuación comienza todo un proceso de conquista, que ni al mismísimo Casanova le parecería fácil.

Por eso, además de conseguir aumentar tu base de datos, necesitas retener a esos contactos a tu lado, con el fin de ir ganándote su confianza y que, finalmente, se decidan a comprarte.

Ése sí que sería el principio de una bonita amistad ¿no crees?

 ¿Y eso cómo se consigue? me dirás. Pues bien, para facilitarte la tarea, aquí te dejo unos consejos que te serán de mucha utilidad:

Claves básicas para retener a tus suscriptores

Constancia, pero eso sí, sin pasarte. Por un lado, es importante que mantengas una regularidad en las publicaciones. Lo cual no implica que cada vez que visiten su bandeja de entrada estés tú ahí para decirles algo. Que te echen un poquito de menos, pero sin llegar a olvidarse de ti, ya me entiendes. Incluso, no estaría mal que te interesaras por conocer cada cuánto quieren saber de ti.

Habrás visto en alguna ocasión que, al registrarte, te preguntan con qué frecuencia quieres recibir las publicaciones. Pues ésa es una buena forma de averiguarlo. Otra, todavía más sencilla, es preguntar directamente a tus suscriptores, y que te lo digan sin ningún tipo de tapujos. Se trata de que reciban con gusto tus envíos, será beneficioso para ambos.

Lenguaje ameno ¿Te has parado a pensar cuántos mails recibes al día? y ¿cuántos de ellos son de tu competencia? No eres el primero ni el último, pero tienes que intentar ser único. Por eso, esmérate en contar tus secretos, mostrar tus productos y hablarles de aquello que sabes que les interesa, de un modo irremediablemente atractivo. Tienen que recibir con agrado tu mensaje, y disfrutar de su lectura.

Contenido útil. El tiempo de tus suscriptores es muy escaso, prácticamente inexistente. Así que no les hagas perder el tiempo. Ve al grano, diles algo nuevo y adáptalo a sus necesidades concretas. Te será de ayuda ilustrarlo con ejemplos, conseguir que se pongan en situación, y realmente se sientan identificados.

Sorpréndeles. Ayúdales a salir de la monotonía que nos embriaga permanentemente, día tras día. Saca a relucir tu lado más creativo, para hacerles llegar tu mensaje. Si cada uno de tus envíos promete algo inesperado, conseguirás que esperen con ansia a que llegue el día señalado, para destapar su nueva píldora de felicidad, en forma de un mail sorprendente.

No creas que es tan complicado, se trata de que te pongas en la piel de tu suscriptor, e intentes diseñar el mail que a ti realmente te haría ilusión recibir. ¿Por qué no lo intentas?

Ventajas exclusivas para suscriptores ¿De qué te sirve pertenecer a un club, si no te sientes especial? Pues, en este caso, lo mismo. Tus suscriptores son el colmo de la exigencia: siempre esperarán más de ti. En consecuencia, trabaja para no defraudarles 😉

Ahora es tu turno ¿qué haces para conseguir que tus suscriptores se mantengan atentos a tus envíos, y no piensen, ni por asomo, darse de baja de tu lista?

About The Author

Nacho Munoz